miércoles, 14 de abril de 2010

SANTISIMA TRINIDAD




Ella no sabia de su amor, ni siquiera los días demasiado pesados.

El se desangraba en un primitivo sueño.

¿Que magia les espera entonces?.

Y a mi?, amé.





No hay comentarios:

Publicar un comentario