sábado, 16 de abril de 2011



.



Vivir al abrigo de tu ombligo, es el entierro de mi nombre.


Donde crece este poema, la mirada se retrasa si el tiempo avanza.


Voy a admitir otra derrota, es el triunfo de los cobardes.


Ella me salva, y yo quiero arrancarme los ojos para no ser visto.



.

7 comentarios:

  1. Es muy hermoso, y leerte, también.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es el entierro de tu nombre porque este poema, se retrasa porque el tiempo avanza. Es el triunfo de los cobardes solo Ella te salva.
    Y nadie te ve
    Felicitaciones por atravesar los especios del pensamiento.
    Abrazo oriental!

    ResponderEliminar
  3. Hermano, cualquiera diría que eres un psicótico con el bisturí al borde de la vena cava... jajaja, menos mal que sé que es que lo que escribes es la suma de unos factores, que en este caso, si altera el resultado... jaja
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  4. hetken ohi kiitävä ajatus. hyvää pääsiäistä..

    ResponderEliminar
  5. Por qué una mujer acostumbradamente es isla o tronco en el mar, hermano?
    Abrazo brevemente grande.
    Iñaki.

    ResponderEliminar