domingo, 8 de enero de 2012

.



.
Cuando el cielo se desnude para nosotros, saldremos a celebrarlo.


Mientras, es el tiempo que se tarda en afilar una lengua contra la espina que se eleva por tu espalda.


La cadena. Que atada a mis muñecas puede ser un adorno, adorar, el dolor, adorar un dolor , el adorno.


Y dibujarte una sonrisa en el vientre con las últimas lágrimas de una vela que nos oculte, la marca.


Salir a celebrarlo cuando el cielo se desnude para nosotros. Cubrirse las cicatrices.



.

3 comentarios:

  1. Socio, este te ha quedado un poco sado, pero me gusta.
    Un abrazo tron!!!

    ResponderEliminar
  2. Algunos posesivos no son los mismos que leí antes
    Tu-mi
    y también en plural
    Creo que el poema no cambia
    Es muy hermoso, y sí, también el adorno, y :)

    No he dicho nada, no he estado aquí
    Tú no me has visto, el cielo está muy negro, y por eso desnudo


    Ío

    ResponderEliminar
  3. sí, ¿cual....
    ..... escucho?

    ResponderEliminar