jueves, 30 de septiembre de 2010



Sólo he salido a buscarte,


paso cerca de ti ahorrando la respiración que me falta.


Por amarte,  toda la noche se queda en el fondo de un vaso de whisky,


y lo que te guardo se pudre,


como la lengua se muere en el acuario de mi boca.


Pienso, la ciudad nunca descansa, y si me acuesto tus gritos perforan mi aliento,


pero me avisas tres minutos antes de correrte, con el tiempo suficiente para cortarme las mejillas.


Porque mañana, volveremos a tener otra de esas estúpidas conversaciones de ascensor,


donde yo me desangro en la caida.

3 comentarios:

  1. Hay que orear, lo que está encerrado acaba pudriéndose.
    Ah! otra cosa:
    Mucho cuidado con las secreciones.

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Por debajo de la mirada te he visto
    amar con líquidos y sangre.

    Respiro sin que la memoria me diga que debo hacerlo,
    me reflejo en tus pupilas, y pienso si
    el tiempo será suficiente o
    morirá.

    Mi lengua no tiene carne ni voz
    y vuelvo a pensar en el agua de tu boca,
    en mi respiración de pez ahogado en tu saliva.

    Solo he salido a buscarte
    a morirme allí dentro contigo,
    de mí,
    mientras me corro tu aliento se desangra
    y me pudro sin ti

    ResponderEliminar
  3. Niño, que a ver si me mandas algo a la radio, que me encanta leer cosas tuyas, que ya lo sabes, que te leo aunque no te diga nada por falta de tiempo o porque no estoy en Barcelona...pues eso.

    info@radiounioncatalunya.com/

    Un abrazo.

    ResponderEliminar