viernes, 10 de septiembre de 2010

.





Yaces eterna en un marco de madera,


los residuos de tu recuerdo descienden como un beso de nube radiactiva.


Y para iluminar el camino que me acerca a las entrañas de otro invierno,


todo me sobrevuela.


.

2 comentarios:

  1. Antes de que nadie diga nada lo digo yo.
    Luego me da igual, ya está.

    Te dejo no sé, no te dejo.
    Pues un beso
    una nube
    qué más da

    TÍo

    ResponderEliminar
  2. terror a los otros inviernos. ¿digo bien?

    salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar