miércoles, 8 de septiembre de 2010


 

.




Deja de perseguir, lo que queriendo te hiere.

Tu amor habla mi lengua, anida en tu vientre,

crece en el corazón.

Se va, como un estallido.


.

4 comentarios:

  1. Si te hiere no persigas, que la vida son dos días, si se va, que se vaya y procura que en el estallido no se revienten los océanos de la razón.

    Salut

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Un sólido dique de abrigo protege la razón.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida a mis ojos tu brevedad expansible.

    ResponderEliminar
  4. Heridas...a veces como arañazos de un gato, otras como garras...
    el escozor del corazón cuando no atina a comprender.
    Saludos

    ResponderEliminar